CONTACTO

Nombre:

Teléfono

País:

Ciudad:

E-mail:   

Pregunta / Sugerencia:

 
INFORMACIÓN PARA MÉDICOS y PACIENTES
 

Nuevo medicamento para Lupus Eritematoso Sistémico (NUEVO)

El belimumab es un anticuerpo monoclonal, que bloquea al Blyss, una proteína...

++ VER MÁS

Tratamiento de la Osteoporosis en la mujer

La prevención y tratamiento de la Osteoporosis en la mujer puede concretarse en 2 aspectos...

++ VER MÁS

Utilización racional del calcio en la prevención y tratamiento de osteoporosis

Sin lugar a dudas el conocimiento de la importancia del calcio en la prevención o diagnóstico de osteoporosis...

++ VER MÁS

Dr. Luis Zurita Gavilanes - Reumatólogo
 

Consultorio: OMNI Hospital, Torre Medica II, 6to piso oficina 606. 

Abel Castillo Romeo y Juan Tanca Marengo

Teléfonos 2109229, 2109230 Celular: 0999753522

Guayaquil Ecuador

   
FACEBOOK TWITTER LINKEDIN
DOLORES REUMÁTICOS
ARTÍCULOS PARA PACIENTES

› Hazte fan

Vasculitis

La detección temprana y el tratamiento de la vasculitis severa puede prevenir un daño permanente

La vasculitis es la inflamación de los vasos sanguíneos. Existen muchos tipos de vasculitis. La mayoría de los tipos de vasculitis son poco frecuentes, y las causas por lo general no se conocen. La vasculitis puede afectar a personas de ambos sexos y una amplia gama de edades.

Datos Importantes

  1. La vasculitis es un término para un grupo de enfermedades poco comunes que tienen en común la inflamación de los vasos sanguíneos.
  2. Hay muchos tipos de vasculitis, y en ellos pueden variar en gran medida los síntomas, la gravedad y la duración.
  3. La vasculitis puede variar de leve a potencialmente mortal.
  4. La detección temprana y el tratamiento de la vasculitis severa puede prevenir un daño permanente.
  5. Los glucocorticoides (prednisona y otros) son los tratamientos principales.
  6. Los pacientes también pueden ser recetados con otros medicamentos que suprimen el sistema inmunológico. Esto puede ayudar a las enfermedades graves o permitir que los pacientes toman dosis bajas de glucocorticoides.

¿Qué es la vasculitis?

La Vasculitis es la inflamación de los vasos sanguíneos. Estos vasos incluyen arterias y venas.

Page 2

La vasculitis puede afectar negativamente el flujo de sangre a los tejidos de todo el cuerpo, tales como los pulmones, los nervios y la piel. Por lo tanto, la vasculitis tiene una amplia gama de signos y síntomas (lo que se ve y se siente), como por ejemplo:

  1. Dificultad para respirar y tos
  2. Adormecimiento o debilidad en una mano o un pie
  3. Manchas rojas en la piel ("púrpura"), bultos ("nódulos") o llagas ("úlceras")

Por otro lado, la vasculitis en los riñones puede generar ningún síntoma al comienzo, pero continúa siendo un problema serio.

La vasculitis puede ser leve o estar inactiva, o incluso provocar la muerte. Los pacientes pueden padecer un episodio de vasculitis o varios episodios durante varios años. La mayoría de tipos de vasculitis no son muy comunes.

¿Cuál es la causa de la vasculitis?

Se desconoce la causa de la mayoría de los tipos de vasculitis. Los factores genéticos (genes diferentes) parecen tener una importancia en la enfermedad. Se cree que la vasculitis es una enfermedad autoinmune, lo que significa que el cuerpo es atacado por su propio sistema inmunológico. En la vasculitis, el sistema inmune ataca a los vasos sanguíneos.

Algunos casos de vasculitis son causados por reacciones a medicamentos. Además, algunas infecciones crónicas (a largo plazo), como la hepatitis C o el virus de la hepatitis B, pueden causar vasculitis.

La vasculitis puede formar parte de otras enfermedades reumáticas, incluyendo principalmente el lupus eritematoso sistémico, la artritis reumatoide y el síndrome de Sjögren. La mayoría de los pacientes con vasculitis no padecen ninguna enfermedad.

¿Quiénes padecen vasculitis?

La vasculitis afecta a personas de ambos sexos y todas las edades. Algunos tipos de vasculitis afectan a ciertos grupos de personas. Por ejemplo, la enfermedad de Kawasaki se genera sólo en niños. IgA Vasculitis (Henoch-Schönlein) es mucho más común en los niños que en los adultos. Por otro lado, la arteritis de células gigantes aparece sólo en adultos mayores de 50 años.

¿Cómo se diagnostica la vasculitis?

Los médicos sospechan de una vasculitis cuando un paciente experimenta síntomas y resultados anormales en el examen físico, pruebas de laboratorio, o ambos, y no hay ninguna otra causa clara.

Los exámenes más comunes son:

  1. Biopsia: extracción quirúrgica de una pequeña muestra de tejido para su inspección bajo el microscopio

Page 3

  1. Angiogramas: un tipo de rayos X para detectar anomalías en los vasos sanguíneos
  2. Los análisis de sangre

Para la mayoría de los pacientes, los médicos pueden detectar el tipo de vasculitis basado en el tamaño de los vasos sanguíneos afectados (ver Cuadro) y los órganos involucrados. Para descubrir la vasculitis en pequeños vasos, los médicos en general realizan una biopsia, como el de la piel o un riñón. La detección de la vasculitis de un vaso sanguíneo de tamaño mediano puede detectarse tanto en una biopsia (por ejemplo, de la piel, los nervios o el cerebro) como en un angiograma. El angiograma también es el estudio que generalmente detecta la vasculitis en vasos grandes. La detección de la arteritis de células gigantes a menudo implica una biopsia de una arteria en el cuero cabelludo.

Unos pocos tipos de vasculitis, tales como la enfermedad de Behçet y la enfermedad de Kawasaki, son por lo general detectados en la base de una colección de hallazgos clínicos en lugar de la biopsia o el angiograma.

Algunos análisis de sangre son muy sugestivos de un cierto tipo de vasculitis que un resultado positivo (anormal) puede ser suficiente evidencia para ayudar a los médicos a realizar el diagnóstico. La más útil de estas pruebas es "para anticuerpos citoplasmáticos antineutrófilos", generalmente conocidos como ANCA. Una prueba de ANCA positiva puede ayudar a detectar este tipo de vasculitis: granulomatosis con poliangeítis (Wegener), poliangeítis microscópico o eosinofílica con granulomatosis poliangeítis (Churg-Strauss). Otras pruebas de laboratorio pueden mostrar daños en los órganos, pero no son suficientes para demostrar vasculitis.

Tipos de Vasculitis
Las arterias más grandes: la aorta y ramificaciones principales La arteritis de células gigantes La arteritis de Takayasu Aortitis en el síndrome de Cogan Aortitis en espondiloartropatía Aortitis aislada
Arterias de tamaño mediano La enfermedad de Kawasaki La poliarteritis nodosa
Las pequeñas y medianas arterias Vasculitis vinculadas a ANCA

Granulomatosis con poliangeítis (antiguamente conocido como: granulomatosis de Wegener)

Poliangeítis microscópica

Granuloma eosinofílico con poliangeítis (Churg-Strauss)

Vasculitis primaria del sistema nervioso central

Arterias pequeñas IgA Vasculitis (Henoch-Schönlein) Vasculitis vonculada con la artritis reumatoide, lupus eritematoso sistémico y el síndrome de Sjögren Vasculitis crioglobulinémica Enfermedad anti-MBG (de Goodpasture) Vasculitis inducida por medicamentos

Page 4

Tipos de Vasculitis
Las arterias y las venas de diferentes tamaños La enfermedad de Behçet La policondritis recidivante
Abreviaturas: ANCA: anticuerpos frente al citoplasma de los neutrófilos. MBG: membrana basal glomerlular.

Esta lista no está completa. No incluye algunos tipos de vasculitis vinculados con infecciones o enfermedades tales como el cáncer.

 

Generalmente, los médicos pueden detectar el tipo de vasculitis en la mayoría de los pacientes basados en el tamaño de los vasos sanguíneos afectados y daños en los órganos involucrados.

 

¿Cómo se trata la vasculitis?

Los glucocorticoides. Los glucocorticoides (prednisona, prednisolona u otros), generalmente conocidos como "esteroides" son una parte importante del tratamiento de la mayoría de los tipos de vasculitis. La dosis y duración del tratamiento dependerá de qué tan grave es la enfermedad y el tiempo que el paciente la ha tenido. Estos medicamentos ayudan a reducir la inflamación pero pueden tener efectos secundarios a largo plazo.

Otros medicamentos. Los médicos algunas veces recetan medicamentos inmunosupresores ya que los efectos secundarios pueden ser menos graves que los de los glucocorticoides. Esto se conoce como tratamientos "economizador de esteroides". El ciclofosfamida es el más fuerte de estos fármacos, y los médicos pueden recetarlo cuando la enfermedad ponga en grave peligro a los órganos vitales.

Por menos grave que sea la vasculitis, los pacientes pueden recibir metotrexato, azatioprina u otros medicamentos inmunosupresores. En general, los médicos recetan estos fármacos para el tratamiento de otras enfermedades reumáticas, pero también son útiles para la vasculitis.

Los medicamentos más nuevos diseñados para el tratamiento de otras enfermedades autoinmunes e inflamatorias también pueden ayudar a la vasculitis. Investigaciones descubrieron que uno de estos fármacos, rituximab, trata con eficacia los casos graves de ciertos tipos de vasculitis. Estos incluyen granulomatosis con poliangeítis, poliangeítis microscópica y vasculitis crioglobulinémica. Algunos pacientes con los casos más graves de estas enfermedades pueden recibir el intercambio de plasma ("plasmaféresis") o inmunoglobulina intravenosa (a menudo llamado "Ig IV").

Cirugía. El daño que provoca la vasculitis severa algunas veces requiere cirugía. Esto puede involucrar un bypass vascular (una cirugía para redirigir el flujo de sangre alrededor de una obstrucción en un vaso sanguíneo). Dependiendo del lugar del daño, existen otras operaciones posibles que son la cirugía de senos o un trasplante de riñón.

Page 5

Convivir con vasculitis

La vasculitis puede ser una enfermedad a corto o largo plazo. Los médicos en general se enfocan, y con motivo, en la prevención de los daños irreparables a los órganos vitales (tales como los pulmones, los riñones y el cerebro) y los nervios. Es crucial, por supuesto, para evitar la muerte y la discapacidad a largo plazo de la vasculitis. Sin embargo, generalmente, otras cuestiones perturban a los pacientes. Estas incluyen fatiga (sentirse muy cansado), dolor, artritis, problemas en la nariz y sinusitis, y muchas otras dificultades.

Los efectos secundarios de los medicamentos, especialmente los glucocorticoides, también pueden ser preocupantes. Los pacientes que toman inmunosupresores se encuentran en riesgo de infecciones. Siga los consejos de su médico sobre cómo reducir el riesgo de infección.

Afortunadamente, con los tratamientos actuales, el pronóstico para los pacientes con vasculitis suele ser bueno.

Puntos para tener en cuenta

  1. Las enfermedades de vasculitis son problemas de salud inflamatorios que en general requieren tratamiento con medicamentos inmunosupresores. El medicamento más utilizado es glucocorticoides.
  2. Aunque existen muchos tipos de vasculitis, la mayoría son poco frecuentes.
  3. Generalmente, la detección de la vasculitis requiere una biopsia del tejido afectado o un angiograma.

El rol del reumatólogo en el tratamiento de vasculitis

Generalmente, los reumatólogos son los especialistas con los conocimientos más general sobre vasculitis. Por lo tanto, dirigen el cuidado de los pacientes, en particular aquellos con una enfermedad crónica o grave.

Con frecuencia, los pacientes con vasculitis encuentran beneficios al consultar a los expertos en los órganos que están o pueden llegar a estar afectados. Los médicos que los pacientes puedan tener que consultar incluyen un dermatólogo (médico de la piel), un neurólogo (especialista en enfermedades del sistema nervioso), un oftalmólogo (médico de la vista), un otorrinolaringólogo (especialista en oído, nariz y garganta), nefrólogo (especialista de los riñones) o un neumólogo (médico pulmonar ).

Para encontrar un reumatólogo

Para obtener una lista de reumatólogos en su área, haga clic aquí.

Más información sobre reumatólogos y expertos en reumatología.

Para más información

La Universidad Estadounidense de Reumatología (ACR, por sus siglas en inglés) compiló esta lista con el fin de brindarle un punto de partida para que realice investigaciones adicionales por su cuenta. La ACR no respalda ni mantiene estos sitios web, ni tampoco es responsable de la información o las declaraciones allí publicadas.

Page 6

Siempre la mejor opción es consultar con su reumatólogo para obtener mayor información antes de tomar decisiones sobre su tratamiento.

Fundación Vasculitis www.vasculitisfoundation.org

Consorcio de Investigación Clínica de Vasculitis www.rarediseasesnetwork.org

Asociación del Síndrome de Churg-Strauss www.cssassociation.org

Fundación Nacional para la Investigación Médica www.nmrfoundation.com

Asociación Estadounidense de la Enfermedad de Behçet www.behcets.com

Actualizado en Febrero del 2013

Escrito por Paul A. Monach, MD, PhD, y Pedro A. Escrito por Eric Ruderman y revisado por la Comisión de Marketing y Comunicaciones de la Universidad Estadounidense de Reumatología.

Esta hoja de datos para pacientes se proporciona solamente para brindar educación general. Las personas deben consultar por atención médica calificada para un asesoramiento profesional, diagnóstico y el tratamiento de una afección médica o de salud.

Autor: © 2013 Colegio Estadounidense de Reumatología

 

Consultorio: OMNI Hospital, Torre Medica II, 6to piso oficina 606. 

Abel Castillo Romeo y Juan Tanca Marengo

Teléfonos 2109229, 2109230 Celular: 0999753522

Guayaquil Ecuador

 

 

           MAPA DEL SITIO           

FACEBOOK TWITTER LINKEDIN

 

Diseñado por MEDICOS ECUADOR